La Obra de Misericordia necesita de tu ayuda

La crisis económica que ya comienza a despuntar como consecuencia de la pandemia que estamos padeciendo, se hace sentir con mayor virulencia, desgraciadamente, en los más desfavorecidos de nuestra sociedad. Particularmente, en aquellos que dependen para su subsistencia, en gran medida, de las ayudas de la Iglesia, de los servicios sociales municipales y de otras instituciones públicas y privadas; así como también en personas con bien ocupaciones precarias, que han sido las primeras en desaparecer.

Hoy Domingo en el que celebramos la Divina Misericordia de Nuestro Señor Jesucristo queremos recordar algunas de las Obras de Misericordia Corporales: dar de comer al hambriento; dar de beber al sediento; vestir al desnudo…

Conscientes de ello, desde nuestra Hermandad, además de mantener las instalaciones de la Obra de Misericordia Nuestra Señora de los Dolores -el comedor escolar del Colegio Nuestra Señora de la Caridad- y de seguir manteniendo las becas comedor para aquellos alumnos con necesidades, es nuestra intención incrementar dichas becas para que lleguen a un mayor número de alumnos.

Este esfuerzo ha sido posible gracias a la colaboración y la generosidad de todos los hermanos, devotos y bienhechores que con su donativo, ya sea directo o con su Cuota de Hermano o su Papeleta de Sitio, han permitido que podamos destinar fondos extraordinarios a estos fines. Por ello, desde estas líneas queremos trasladar nuestro más profundo agradecimiento, aunque es momento también de pedir un esfuerzo adicional.

Se avecinan tiempos difíciles, pero serán tiempos en los que la Iglesia y todas sus organizaciones -Cáritas, hermandades, órdenes religiosas, congregaciones, asociaciones, etc. – estaremos una vez más, al lado de quienes más nos necesitan, cumpliendo así con el mandato evangélico de la caridad . Pero para ello necesitamos de la generosidad de todos, cada uno en la medida de sus posibilidades.

Queremos ponernos en marcha con la ampliación de nuestra Obra de Misericordia, tanto con el incremento de las becas comedor como con las ayudas para paliar las necesidades de nuestros hermanos y de Caritas Parroquial de Nuestra Señora del Carmen, creando un grupo de voluntariado para recogida de alimentos o de limosna que a su vez podrán entregarse mediante las siguientes fórmulas:

  • Todas aquellas personas que deseen formar parte de este grupo de voluntariado, puede ponerse en contacto con la Hermandad en el siguiente teléfono 672 66 82 84 o al 697 14 58 24 o en el correo electrónico info@doloressanlucar.com
  • Transferencia con concepto Donativo Obra de Misericordia en Caja Rural del Sur: ES29 3187 0080 0734 1315 7722
  • Bizum con concepto Donativo Obra de Misericordia al número: 695 58 77 31

Aunque desde que comenzó esta pandemia hemos incrementado la labor caritativa, siempre hemos llevado como lema las palabras del evangelio según san Mateo: «Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención. Más bien, cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha, para que tu limosna sea en secreto». Ahora ha llegado el momento de potenciar todo lo posible Nuestra Obra de Misericordia y por ello hemos creado este grupo de voluntariado y hemos solicitado esta ayuda económica.

Pedimos como siempre al Señor por el alma de los fallecidos, por la salud de los enfermos y por todas las persona que están ayudando a salvar esta situación, y hoy especialmente le pedimos que nos ayude en la Obra de Misericordia de nuestra Hermandad.

Santísimo Cristo de las Misericordias, ten misericordia de nosotros.
Nuestra Señora de los Dolores, ruega por nosotros.
Santa María Reina de Todos los Santos, ruega por nosotros

2020-04-19T19:51:50+00:00