La Imagen de Nuestra Señora de los Dolores se ha retirado del culto para su restauración

La espera ha comenzado. Apenas lo ha hecho y ya estamos deseando que llegue el final y el momento del reencuentro.

Serán unos meses duros de ausencia de la Madre. Aunque sabemos que siempre está con nosotros, el hecho de no disfrutar de su presencia tangible ya hace que todo sea distinto.

La Sierva, Madre y Reina, la que mueve el fervor y la devoción de un pueblo que en Ella encuentra la imagen de su Madre del cielo; la que será coronada con todo merecimiento, a mayor gloria de Dios el 25 de Julio de 2020, la Señora de los Dolores volverá mejor que nunca, con el poso que da la antigüedad, pero con el lustre que los siglos han conocido. Sabemos que está en las mejores manos y que pronto volverá recuperando esplendores del pasado, para volver a ser la que siempre fue.

Aquí te esperamos, Señora, tus hijos, hermanos y devotos. Los que nunca te abandonamos, los que bajo tu amparo nos acogemos sintiéndonos libres de todo peligro, siempre a tus plantas benditas. Será dura la espera, pero la recompensa de reencontrarnos con nuestra Madre en plenitud lo mitigará todo.

Le pedimos al Señor de la eterna Misericordia que en estos meses nos de las fuerzas para seguir honrando a la Madre y dejándonos la piel para que su esperada Coronación Canónica sea como Ella solamente se merece.

Ruega por nosotros, Señora de los Dolores, para que seamos dignos de alcanzar y gozar del Reino de los Cielos.

2019-05-05T17:22:39+00:00