Un año del anuncio de un magno acontecimiento

Tal día como hoy, hace justamente un año, repicaron a júbilo las campanas de la Trinidad para anunciar con gozo la Coronación Canónica de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores.

Hoy, que celebramos la solemnidad del Corpus Christi – las cosas de la Virgen, que siempre va por delante – un año después del anuncio, nos sentimos felices y satisfechos del trabajo realizado hasta ahora, y nos encomendamos a la Santísima Virgen para que nos siga dando las fuerzas necesarias para honrar y venerar su nombre. Para que seamos dignos de celebrar la gracia que la Iglesia ha concedido a la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, con la dignidad, el decoro y la solemnidad que merece la ocasión. Y por ende, para que proporcione los frutos necesarios, tanto espirituales como caritativos.

Ruega por nosotros, Sierva, Madre y Reina de los Dolores.

2019-06-23T10:27:14+00:00