Dos días de gozo

Cuando todavía estamos saboreando las mieles de todo lo vivido en estos dos días, es momento también de recordarlo y de dar las gracias.

Aunque para la mayoría de los hermanos y devotos de Nuestra Señora de los Dolores se abrieron las puertas de la Trinidad el viernes a las 10, antes pudimos disfrutar de momentos impagables junto a la Virgen.

Muchas gracias a Esperanza Fernández, por la magnífica restauración que ha llevado a cabo, por todas las atenciones y por el trato, tanto con la Junta de Gobierno, como con la Imagen de la Virgen. A partir de ahora será su cuidadora y estará pendiente de que todo esté bien.

Muchas gracias también a su vestidor, Antonio Bejarano, por haber estado siempre pendiente de Ella durante su estancia en Sevilla, por su dedicación y por ponerla siempre tan guapa.

La jornada del viernes día 6 en la que se repuso al culto la Virgen, culminó de forma brillante con la Misa presidida por el Rvdo. P. D. Juan Jacinto del Castillo Espinosa con los cantos de la Coral Polifónica Nuestra Señora de los Dolores. Y a partir de ahí, transcurrió una dura noche de trabajo para desmontar el altar y montar las andas de traslado de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores.

El traslado a la Parroquia del Carmen de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores partió de la Trinidad a las 7 de la tarde con un cortejo formado por más de 150 hermanos y devotos con cirios. En la Plaza de San Roque, tuvo lugar la visita a la Iglesia de los Desamparados, donde la Imagen de Nuestra Señora fue recibida por las Hermandades de Jesús Cautivo y de la Santa Caridad.

Una vez en la Plaza de Madre de Dios, las andas entraron en el Convento de Madre de Dios y fueron posadas ante el coro del templo, donde estaba toda la Comunidad Dominica, que entonaron cantos a la Señora.

Tras pasar por las calles Baños, Ganado y San Juan, las andas entraron en la Parroquia del Carmen a las 20,15 h. y fueron posadas en la nave del Evangelio a los pies del presbiterio, ante el altar que preside la Imagen de Jesús del Consuelo.

Una vez allí, durante la misa de la Parroquia, fuimos recibidos por el Rvdo. P. D. José Palomas Agout, Párroco del Carmen y Director Espiritual de la Hermandad, dedicándo también unas alentadoras palabras sobre la Coronación Canónica en la homilía.

Muchas gracias a D. José Palomas por su recibimiento y a las Hermandades de Angustias, Consuelo y Pusillus Grex por todas las facilidades dadas y por acogernos en su casa.

A partir de aquí comienza una semana en la que la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores permanecerá en El Carmen para celebrar a partir del jueves 12 el Triduo con motivo de la festividad litúrgica.

Damos gracias al Señor por permitirnos disfrutar de estos días en Hermandad, junto a la Imagen de la Señora, en estos momentos históricos para nuestra Hermandad, que no se volverán a repetir, por mediación siempre de nuestra Sierva, Madre y Reina de los Dolores.

Fotografías: Luis Ibáñez y Juanlu Perez

2019-09-09T12:03:43+00:00